Ahuyentador de vampiros

4 comentarios:

Leodegundia dijo...

¡Menudos ajos tan buenos! las brujas se los pierden.

Pilar dijo...

¿Sabes? Vilafranca era famosa por los ajos. Gran cantidad de ristras se vendía en el mercado de los sábados.
No sabía que era un ahuyentador de brujas. Sí que ahuyentaba a los vampiros. Lo aprendí en las películas.
La foto es chulísima. Nunca se me hubiera ocurrido que los ajos eran tan fotogénicos.
Con ellos se cumple que podemos encontrar poesía en cualquier parte.

almena dijo...

jajajaaa Pilar ¿es verdad! son los vampiros los que no soportan los ajos!
ayyyy ¿en qué estaría yo pensando?
si ahuyentaran a las brujas yo misma tendría que echar a correr
;)

(ya mismo cambio el título)

don vito andolina dijo...

Hola,buen día, bello blog, íntimas y leales entradas,si te gusta la palabra en el tiempo, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen martes, besos cómplices...